Buscar
  • sarahermarq

Diario de una emprendedora: Primera reunión con potenciales clientes, un fracaso



Primera vez que nos reunimos con nuestros potenciales clientes. Hasta ahora todo fue hablar con inversores, expertos en finanzas, en emprendimiento, abogados pero hoy, después de 3 meses aterrizando un producto ha sido la primera vez que hemos escuchado a un tour operador. ¿Conclusión? Muy duro. Gente mayor, cerca de los 70 años, con ideas claras y esquemas inamovibles. Me meto en un sector duro de roer, liderado por gigantes con una mentalidad muy pero que muy tradicional. Esto ya lo sabía pero vivirlo hoy en primera persona me ha sentado como un frasco de agua bien fría. Por un lado, he sentido impotencia, pues he sido totalmente consciente del perfil al pretendemos vender y la ardua estrategia de captación de clientes que se avecina, pero por otro lado he sentido esperanza, porque ese comportamiento tan sumamente arcaico es el que justifica precisamente la visión del MOGU: digitalizar un sector que lleva anclado durante siglos, el turismo.


Durante los primeros minutos de reunión ya había indicios de que aquel encuentro no iba a ser muy fructífero: se estaban conectando desde un bar, con una acústica estupenda y para más inri, desde un ordenador con problemas de batería. «Vaya, hombre empezamos con buen pie», he pensado nada más ver el panorama. Después de que su ordenador se apagara, hemos tenido que empezar de nuevo. Esta vez, ellos desde el móvil. Tres cabezas apelotonadas en la pantalla. Ridículo.


A esto se suma que la presentación que tenían de referencia era la de los inversores (y no clientes) y esas previsiones de ventas tan abultadas les ha trastocado. «Los gastos son datos reales y tu previsión de ingresos solo son expectativas. Llevo en el sector toda una vida, crees que es tan sencillo?», ha dicho subiendo el tono de voz. No nos han dejado explicar realmente nada. Qué rabia. Tanto tiempo dedicado en prepararme mi gran intervención para este resultado. Según ellos, nuestro SaaS da trabajo extra a los guías y se carga toda la cadena de intermediación turística. Genial, busca precisamente lo contrario. He intentado varias veces –con suma paciencia– explicárselo pero estaba más centrado en la copa de whisky que tenía en la mano que en mi explicación. «Están morados, Sara, no lo intentes», me ha escrito mi socio. Por cierto, recuerdo que uno estaba fumando un puro. Cachondeo.


El objetivo de esta reunión era ver cómo respiraban. No pretendíamos venderles, sino sacarles info, datos y eso sí que lo hemos conseguido. Al final de la llamada han lanzado un mensaje de despedida: «¡Qué guapa eres Sara!» en fin. De todo aprendemos. Ahora ya sé, al menos, a lo que me enfrento. La próxima vez que nos reunamos con clientes será diferente. Seguimos.


Posdata: Lo lógico sería que hubiera puesto previamente en contexto al lector, pero he decidido saltarme el orden. Hacer una excepción. Por ahora simplemente quería desahogarme. Emprender requiere un liderazgo emocional importante y la forma que tengo de controlarlo, como ya sabes, es escribiendo. Siempre me gustó. Eso es todo.

1 vista

Entradas Recientes

Ver todo
I Sometimes Send Newsletters
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now